Maskechips

Bocados de Tecnología

mp3 Acuático Speedo

Para los nadadores, para los surferos, para los que se mojan, para los que se tiran a la piscina, para los que se refrescan en la playa, para los que se relajan el spa,… al estilo de la ingeniosa campaña argentina de Coca-Cola quisiera empezar a comentaros cómo fueron mis peripecias con el decepcionante artilugio ofrecido por Speedo para disfrutar de la música en el líquido elemento.

Capítulo I. La Compra.

No resultó tarea fácil. Tras enterarme por un par de blogs del lanzamiento y por otros de las escuetas impresiones de algunos usuarios, pensé para mis adentros que por fin habíamos dado con la piedra filliosofal de los reprodutores de música acuáticos: si Speedo es capaz de fabricar bañadores espaciales que permiten batir récords del mundo semana sí, Olimpiada también,… lo de adaptar un reproductor mp3 al H2O debía ser pan comido. Así que, tras preguntar en El Corte Inglés más cercano y obtener la respuesta hiper-aprendida: “lo hemos tenido pero no nos queda, tenemos que recibir,…” me dirigía a Decathlon y vi que la respuesta “nos han llegado 4 pero los hemos vendido todos” tenía más visos de realidad. Me dijeron que la semana que viene, pero no fue ni la siguiente ni la posterior de la siguiente, pero sí a la 4ª. No pedí asesoramiento porque “lo que no es Decathlon no lo podemos probar (error = horror)”.  Cola – Visa – Salida tienda = OK.

Capítulo II. Desempaquetando.

Lo primero, mi enhorabuena para aquellos que son capaces de meter en una caja tan pequeña, todo el material que aparece en la foto: ¡Filpante! Cuando lo tuve que devolver mi misión para re-meterlo en esa diminuta, minúscula, pitufil caja fue sencillamente imposible. Me pareció todo correcto: el reproductor en carcasa de plástico, cable USB para el ordenador, mini CD de Software para ordenar la lista de reproducción, capacidad de 1 GB más que suficiente para el tiempo que aguanto nadando, y auriculares… adaptadores para distintas orejas,… bueno ya veremos…

Capítulo III. Cargando y probando.

Lo de pasar las canciones y ordenarlas con el sofware que traía el aparato no revistió ninguna complicación. La cosa cambió cuando me decidí a probar que tal se oía. Cambió sobretodo cuando intenté calzarme los auriculares: no me tengo por Dumbo ni por un reptil, pero creo que ni a unos ni a otros les resultaría fácil ponerse esos cascos. Primero te tienes que poner una especie de tapón que en mi caso llega casi hasta la garganta pero es que lleva indisolublemente unido un auricular que hay que sujeta por detrás de la oreja y mi sensación era que o conseguías una cosa o la otra pero ambas!!! Bueno, más vale maña que fuerza siempre me recordaba mi abuelo, y al final conseguí el objetivo dual: el tapón dentro del oído y el soporte por detrás de la oreja, pero pensé: “con las prisas que tengo cuando voy a la piscina, es un tiempo que no tengo”.

Capítulo IV. En el meollo.

Con la prueba del Capítulo III empecé a sospechar que iba a una muerte segura. Al día siguiente, con cierto optimismo (“Escuchar música mientras te deslizas por el agua será una experiencia flipante”) me dirigí a mi polideportivo de referencia sin prisas. Me planto delante de mi carril y pausadamente intento repetir la mecánica de colocación que había perfeccionado en casa. El resultado me pareció suficiente para zambullirme. Ya en remojo, acciono el dispositivo y… nada, subo el volumen al máximo y… nada, compruebo que todo esté bien apretado y… nada, muevo y remuevo los cascos aún a reisgo de agujerearme el tímpano y… algo, un sonidillo a lo lejos, en lontanza, a Km’s de distancia de donde yo pudiera oirlo, y sólo por la vía derecha y eso que no soy sordo del oido izquierdo. El tiempo me empezaba a agobiar y me digo: “sabes que pasa, que esto se autoajustará en cuanto haga un par de largos porque esta gente de Speedo debe habe pensado en todo, y zas…” 500 metros pero… nada, otros 100 metros y… poco más,… un poco de vaivén de sonido en el auricular izquierdo pero nada digno de ser tenido en cuenta. Total: 2000 metros y música inexistente, no oí ni la batería de los temas para poder coger un poco de ritmo,… cero pelotero.

Capítulo V. Epílogo.

Cuando compré ya pregunté si admitirían la devolución, así que el camino estaba claro: 99 € debían proporcionarme otra satisfacción. Volví a Decathlon y fueron impecables en admitir mi decepción. Señores de “Es-pi-do”, ya que me ponen el juego de palabras a huevo “Les-pi-do” que sean un poco más serios a la hora de lanzar productos al mercado porque clavar 99 € (16.000 pelas de las de antes) por un reproductor que lo único que aporta es que se puede escuchar en el agua debe ser más serio, seguro que el astronauta del “bañador-machaca-récords de 500 €” no fue el mismo que el de este mp3. Éste bate la plusmarca de bluf’s y, en mi opinión, insulta a la cartera ajena al estar a la venta. La idea: buena, la ejecución: bazofia pura…

Capítulo VI. Volveré.

A pesar que me podrían haber devuelto el dinero, soy inasequible al desaliento y pedí el cambio por el Dolphin de Saytes (el mp3 de David Meca) ahuecando 90 céntimos más. Pero esa es otra historia que deberá contarse a su debido tiempo. Esperemos que lo que sea bueno para David sea bueno para mí.

About these ads

6 octubre 2008 - Publicado por | MP3 | ,

11 comentarios »

  1. donde se puede adquirir el mismo

    Comentario por rosario lopez | 12 diciembre 2008 | Responder

  2. Yo lo compre y se oye perfectamente. Lo de los auriculare si es un problema por los dichosos aros pero yo si noto que se escuha diferente dentro del agua a fuera. Una vez que te sumerges el poco hueco que puede quedar entre el tapon y el oido se tapa con el agua y se oyen muy bien, pero cuesta cogerle el truco para ponerselos bien. Otra cosa que hay que tener cuidado es que cuando piensas que has metido el jack hasta dentro en el reproductor, no lo has hecho y no se oye nada. Les ha pasado a todas las personas que se lo he dejado y como estaba yo delante aprete, lo meti hasta dentro y el cometario fue: ahora si! Esto es otra cosa. Pero repito es muy facil no meter el jack hasta dentro. YO por lo demas llevo mas de dos meses con ellos y en la piscina estoy encantado, hasta tengo que bajar el volumen a veces para no acabar con la cabeza loca.

    Comentario por Iñigo | 16 diciembre 2008 | Responder

  3. Hola,
    Acabo de comprar el mismo mp3 a mi marido y exactamente esta describiendome lo mismo que te pasa a ti.
    Mi pregunta es: Decatlon te devolvio el dinero? tuviste que “pelear mucho”??

    Comentario por sARA | 8 enero 2009 | Responder

  4. me ocurrel o mismo que a vosotros. media hora para colocarme, y en cuanto me sumerjo.. placa, se me tmete agua entre el oido y el auricular y no oigo nada.
    PD, yo tengo los auriculares nuevos, porque supuestamente os de aritos daban problemas, pero nada de nada

    Comentario por Rebeca | 7 mayo 2009 | Responder

  5. Llevo ya un año utilizando este mp3 y me ha funcionado perfectamente. Si te tapas bien las orejas con el gorro de nadar no te entra agua y se escucha mucho mejor, pero está claro que el sonido una vez dentro del agua se pierde mucho. No es que sea una maravilla de aparato, pero al menos los largos se hacen más entretenidos. También pienso que ponerse los auriculares es un poco complicado y alguna vez me han llegado a hacer un poco de daño.

    Comentario por Jota | 22 marzo 2010 | Responder

  6. Me regalaron este mp3 en Noviembre del año pasado y hasta los 5 meses no tuve problema alguno,se escuchaba bien dentro y fuera del agua; y las canciones pasaban correctamente.Un día de repente,al intentar encenderlo la luz k debía ser verde parpadeaba mitad verde mitad roja,después de darle al reset repetidas ocasiones seguía pasando lo mismo y tuve que cambiarlo por uno nuevo(Decathlon no me puso impediemnto alguno).4 meses después me ha vuelto a pasar lo mismo,pero esta vez se enciende cuando le apetece…he hablado con gente a la que le ha pasado lo mismo que a mi y es un error del hardware por lo cual Speedo se lava las manitas; voy a probar el mp3 de Arena a ver que tal funciona !

    Mucha suerte a todos y a disfrutar del agua

    Comentario por Nuria | 24 agosto 2010 | Responder

  7. Horroroso. Lo compre en el Corte Inglés un viernes, los pobre el sábado por la mañana y por la tarde ya estaban de vuelta en la tienda. No me pusieron ningún problema. Los mismos líos que ya se han contando: una odisea para colocar los auriculares y pluff el sonido voló en cuanto entre en el agua: varios intentos de reajuste pero nada de nada… habrá que esperar aun algún tiempo hasta que podamos disfrutar sin contratiempos de la música en el agua.

    Comentario por Max | 7 noviembre 2010 | Responder

  8. Pues yo que tu no me compraba el arena jajajaj… YO lo tuve y es una castaña… vas a estar cada dos por tres colocandote los cascos por que se te van a caer… no tienen el anclaje de oreja que es una buena idea. Me pasaba media tarde de natacion volviendomelos a colocar… y aunque te los metas bien … al nadar el cable se mueve y tira de ellos y al final van al agua … un engorro.

    Comentario por MOISES | 18 julio 2011 | Responder

  9. I keep listening to the news

    lecture about receiving boundless online grant applications
    so I have been looking around for

    the top site to get one. Could you advise me please, where could i acquire

    some?

    Comentario por Melissa | 1 abril 2013 | Responder

  10. Great work! This is the type of information that are meant

    to be shared around the internet. Shame on Google for not positioning
    this put up higher! Come on

    over and consult with my site . Thank you

    =)

    Comentario por stillup.ca | 10 abril 2013 | Responder

  11. Hey there! I’m at work surfing around your blog from my new apple iphone! Just wanted to say I love reading through your blog and look forward to all your

    posts! Keep up the outstanding work!

    Comentario por greglemontaginois.free.fr | 27 abril 2013 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: