Maskechips

Bocados de Tecnología

mp3 Acuático Speedo

Para los nadadores, para los surferos, para los que se mojan, para los que se tiran a la piscina, para los que se refrescan en la playa, para los que se relajan el spa,… al estilo de la ingeniosa campaña argentina de Coca-Cola quisiera empezar a comentaros cómo fueron mis peripecias con el decepcionante artilugio ofrecido por Speedo para disfrutar de la música en el líquido elemento.

Capítulo I. La Compra.

No resultó tarea fácil. Tras enterarme por un par de blogs del lanzamiento y por otros de las escuetas impresiones de algunos usuarios, pensé para mis adentros que por fin habíamos dado con la piedra filliosofal de los reprodutores de música acuáticos: si Speedo es capaz de fabricar bañadores espaciales que permiten batir récords del mundo semana sí, Olimpiada también,… lo de adaptar un reproductor mp3 al H2O debía ser pan comido. Así que, tras preguntar en El Corte Inglés más cercano y obtener la respuesta hiper-aprendida: “lo hemos tenido pero no nos queda, tenemos que recibir,…” me dirigía a Decathlon y vi que la respuesta “nos han llegado 4 pero los hemos vendido todos” tenía más visos de realidad. Me dijeron que la semana que viene, pero no fue ni la siguiente ni la posterior de la siguiente, pero sí a la 4ª. No pedí asesoramiento porque “lo que no es Decathlon no lo podemos probar (error = horror)”.  Cola – Visa – Salida tienda = OK.

Capítulo II. Desempaquetando.

Lo primero, mi enhorabuena para aquellos que son capaces de meter en una caja tan pequeña, todo el material que aparece en la foto: ¡Filpante! Cuando lo tuve que devolver mi misión para re-meterlo en esa diminuta, minúscula, pitufil caja fue sencillamente imposible. Me pareció todo correcto: el reproductor en carcasa de plástico, cable USB para el ordenador, mini CD de Software para ordenar la lista de reproducción, capacidad de 1 GB más que suficiente para el tiempo que aguanto nadando, y auriculares… adaptadores para distintas orejas,… bueno ya veremos…

Capítulo III. Cargando y probando.

Lo de pasar las canciones y ordenarlas con el sofware que traía el aparato no revistió ninguna complicación. La cosa cambió cuando me decidí a probar que tal se oía. Cambió sobretodo cuando intenté calzarme los auriculares: no me tengo por Dumbo ni por un reptil, pero creo que ni a unos ni a otros les resultaría fácil ponerse esos cascos. Primero te tienes que poner una especie de tapón que en mi caso llega casi hasta la garganta pero es que lleva indisolublemente unido un auricular que hay que sujeta por detrás de la oreja y mi sensación era que o conseguías una cosa o la otra pero ambas!!! Bueno, más vale maña que fuerza siempre me recordaba mi abuelo, y al final conseguí el objetivo dual: el tapón dentro del oído y el soporte por detrás de la oreja, pero pensé: “con las prisas que tengo cuando voy a la piscina, es un tiempo que no tengo”.

Capítulo IV. En el meollo.

Con la prueba del Capítulo III empecé a sospechar que iba a una muerte segura. Al día siguiente, con cierto optimismo (“Escuchar música mientras te deslizas por el agua será una experiencia flipante”) me dirigí a mi polideportivo de referencia sin prisas. Me planto delante de mi carril y pausadamente intento repetir la mecánica de colocación que había perfeccionado en casa. El resultado me pareció suficiente para zambullirme. Ya en remojo, acciono el dispositivo y… nada, subo el volumen al máximo y… nada, compruebo que todo esté bien apretado y… nada, muevo y remuevo los cascos aún a reisgo de agujerearme el tímpano y… algo, un sonidillo a lo lejos, en lontanza, a Km’s de distancia de donde yo pudiera oirlo, y sólo por la vía derecha y eso que no soy sordo del oido izquierdo. El tiempo me empezaba a agobiar y me digo: “sabes que pasa, que esto se autoajustará en cuanto haga un par de largos porque esta gente de Speedo debe habe pensado en todo, y zas…” 500 metros pero… nada, otros 100 metros y… poco más,… un poco de vaivén de sonido en el auricular izquierdo pero nada digno de ser tenido en cuenta. Total: 2000 metros y música inexistente, no oí ni la batería de los temas para poder coger un poco de ritmo,… cero pelotero.

Capítulo V. Epílogo.

Cuando compré ya pregunté si admitirían la devolución, así que el camino estaba claro: 99 € debían proporcionarme otra satisfacción. Volví a Decathlon y fueron impecables en admitir mi decepción. Señores de “Es-pi-do”, ya que me ponen el juego de palabras a huevo “Les-pi-do” que sean un poco más serios a la hora de lanzar productos al mercado porque clavar 99 € (16.000 pelas de las de antes) por un reproductor que lo único que aporta es que se puede escuchar en el agua debe ser más serio, seguro que el astronauta del “bañador-machaca-récords de 500 €” no fue el mismo que el de este mp3. Éste bate la plusmarca de bluf’s y, en mi opinión, insulta a la cartera ajena al estar a la venta. La idea: buena, la ejecución: bazofia pura…

Capítulo VI. Volveré.

A pesar que me podrían haber devuelto el dinero, soy inasequible al desaliento y pedí el cambio por el Dolphin de Saytes (el mp3 de David Meca) ahuecando 90 céntimos más. Pero esa es otra historia que deberá contarse a su debido tiempo. Esperemos que lo que sea bueno para David sea bueno para mí.

Anuncios

6 octubre 2008 Posted by | MP3 | , | 11 comentarios

Y para acabar, los Screencasts

Tras podcasts y blogs, quedan los screencasts para rematar la faena de las recomendaciones. Son vídeos destinados que muestran el funcionamiento de una aplicación, sistema operativo, componente, etc… con vocación de enseñanza. Ahí radica el interés para el “profano”, como es mi caso.

La ventaja del screencast sobre una guía escrita o sobre un podcast es evidente, pues resulta más cómodo y fácil ver en vivo el funcionamiento de determinado programa que leerlo o escucharlo. Personalmente creo que es la mejor forma de aprender o al menos la que a mi más me gusta.

Como yo empecé a ver esta clase de vídeos tras comprar el Macbook, realmente no conozco más que relacionados con Apple, y todos ellos están disponibles en iTunes de forma gratuita en la sección de Podcasts.

1.- Tazzito. La mejor y más completa colección de video tutoriales en español. El curso de Mac OS X, imprescindible.

2.- SopMac. Blog de Samuel Campos. Además de screencasts también realiza un podcast. Si te suscribes en iTunes tendrás todo. Además es editor de Applesfera, web en la que cuelga breves videos que pueden ayudarte.

3.- Comunidad iCreate. Por iniciativa de Tazzito, se ha formado la mayor comunidad de screencasts de nuestro país. Con la excepción de un curso de Ubuntu, el resto son para Mac. A mi me resultaron especialmente prácticos los de Kiwinho.

4.- Guías XV. Son una serie de screencasts del año 2007, pero no por ello han perdido utilidad. Yo los descargué en su momento, la web ya ha desaparecido, sin embargo creo que todavía es posible encontrarlos en iTunes. iWork, algo de iLife y análisis de algunos programas es lo que puedes encontrar.

Si has navegado por los blogs y te has suscrito a los podcasts que recomendé, habrás visto que algunos de ellos también contienen vídeos, pero sin que sea su actividad principal. Así, Appleando, AppsMac, emilcar, Mackinando, Puromac y TodoSagit también incluyen screencasts que puedes ver si te suscribes en iTunes o directamente en la web.

Para no dar todo por supuesto, aquí tienes la explicación de cómo suscribirte a un podcast en iTunes.

Jaime.

3 octubre 2008 Posted by | Mac, Sceencast | | Deja un comentario

Blogs que leo

Si el otro día comenté los podcasts que escucho habitualmente hoy quiero hacer una lista de blogs que visito con cierta regularidad, así podrás aumentar tu lista de favoritos. ¿Qué encontrar en ellos?. Noticias, opinión, análisis de productos, guías, etc… Como la vez anterior, haré una distinción Apple-Resto del mundo. No es que sea el mejor criterio, pero parece que las cosas están así hoy en día.

Los usuarios de Mac hemos asistido a un auténtico boom de blogs dedicados a Apple. Yo diría que el año 2007  fue el que ha marcado un antes y un después. De haber sólo unos pocos en español, ahora se reproducen como setas (también el iPhone tiene parte de “culpa”). Y eso tiene un punto negativo: las noticias son las que son, las fuentes son las mismas para unos y para otros, y la originalidad brilla por su ausencia.

Para muestra un botón. Esta es una captura de Vienna hecha hoy (no aparecen los blogs para no ofender a nadie). Como diría Forges: Prueba de agudeza visual, en 10 segundos adivinar las entradas similares en distintos blogs. Suele ser una buena referencia la hora de la publicación…

El cambio de procesador de PowerPC a Intel por parte de Apple y la bajada de precios sin duda ha supuesto llegar a un público mucho más numeroso, y como la mayor parte de la gente ha comprado su primer Mac en un período más o menos corto, pues se puede decir que bloggers y lectores hemos ido aprendiendo a la vez, de forma que una vez adquiridos los conocimientos necesarios para cada uno, ¿qué nos queda en cuanto a esos blogs?. Conste que no es una crítica, pues a mi me sirvieron en mis inicios y continúan siendo útiles, pero desde luego la oferta supera la demanda. Y aunque pueda parecer pretencioso por mi parte, que no llevo ni un mes en este “mundo”, en absoluto, puesto que reitero que sin la mayoría esos blogs mi experiencia de usuario con Mac no sería ni la mitad de satisfactoria.

Sigue leyendo

2 octubre 2008 Posted by | Blogs | , , , , | Deja un comentario

¿POR QUÉ ABANDONÉ EL LADO OSCURO PARA SER SWITCHER?


Voy a intentar explicaros el porqué del cambio. Con esto no intentaré convencer a nadie para que dé un salto de fe, ni voy a entrar en cuál es mejor o peor, eso se lo dejo a los profesionales en programación y desarrolladores, yo sólo voy a hablar a nivel usuario.

Tengo una pequeña empresa, la cual me permite trabajar desde casa. Los inicios de la empresa los gestionaba a través del pc que tenía y que compartía con mis archivos personales, craso error, a la primera de cambio un archivo del P2P, envió mi PC a mejor vida. Entonces decidí tener dos PC, un sobremesa para el despacho y un portátil para mis asuntos personales. La idea pareció buena en un primer momento, pero al final, y es un error, acabas configurando los mismos correos en ambos ordenadores, por comodidad. También quería ver los emails del trabajo en el salón y viceversa: al final otro virus a través de gestor de correo se cargó la primera pista del disco duro y otra vez el PC RIP.

Empecé a oír las maravillas del Mac: su gestión de los archivos multimedia, que no tenían virus,… y decidí gestionar mis archivos personales a través de un portátil de Mac, las cuatro fotos y videos y los correos de los amigos.

A los pocos días de usar Mac tuve los primeros problemas con el PC, perdón por la expresión pero ¡mierda!. En el pc no funcionaba cmd+q para cerrar los programas y cuando me iba con el ratón a la esquina no veía todas las ventanas que tenía abiertas, tonterías pero que al final te tocan las narices. Tardé un día en acostumbrarme al Mac (el botón menos no minimiza la pantalla), pero nunca he buscado programas o panel de control. Cuando voy al PC sí he buscado el spotlight y preferencias en el dock y “joder” no está.

Estos fueron los pequeños detalles, entre otros, por los que me sentía mas cómodo delante de un Mac que delante de un PC.

 

Poco a poco y leyendo en cuatro blogs cosas de Mac, me di cuenta de que infinidad de cosas que estaba haciendo en un PC se podían hacer también en Mac.

Primera prueba: el Photoshop de aquellos tiempos corriendo en un buen PC y en mi portátil Mac. Cargué en ambos la misma foto (bastante pesada) y le apliqué la misma máscara: pc de sobremesa + 20 minutos, MacBook Pro de 15′, 5 minutos.

Segunda prueba: introducir una transición entre dos clip de video. Con pinnacle studio  = PC colgado, con iMovie  = arrastrar y listo, fue de inmediato.

Otra de las cosas que hice nada mas tener el Mac, fue instalar Office para Mac, ni me planteé utilizar iWork, otro error, en cuanto me acostumbré a tener Mail, Agenda e iCal por separado, dejé de utilizar el Outlook, la única pega que aún sigo teniendo es no poder recibir emails de confirmación de lectura. Hay otros gestores en Mac que sí pueden como Thuntherbird, pero no me acaba de convencer y también probé con algunos scripts y tampoco. Luego abandoné Word, cuando descubrí que con Pages podía exportar los documentos como .doc y pdf; se me abrió un nuevo mundo y no he vuelto a utilizarlo a pesar de que los documentos que tengo que gestionar son “complicadillos”: la cara anterior del documento no puede tener mas de 20 líneas, la posterior 24, cada línea tiene que tener un número determinado de caracteres y las copias de esos documentos tienen que tener sellos escaneados con pies especiales. No he tenido ningún problema, y me siento mas cómodo delante de Pages con el inspector, que delante de Word.

El siguiente cambio fue el de Access, en mi caso, ya que no tengo la necesidad de compartir archivos con nadie, Filemaker me funciona de maravilla. La creación de un nuevo formulario con Filemaker me lleva menos de la mitad de tiempo que crearlo en access. Hablan de compatibilidad y potencia, a mi Filemaker me lleva la gestión de almacenaje, facturación, contabilidad, rellenado de impresos tipo IVA, retenciones, pagos a cuenta y contenedor de documentos relacionados sin problemas. La base de datos la empecé desde cero, con los conocimientos que tenía de Access y cuatro consultas en los foros.

Tenía un problema con Telefónica ya que para gestionar mi página web y los correos online solo podía hacerlo con el Explorer de Windows, pero desde que he migrado las DNS de mi web a mobileMe y he redireccionado mis correos, problema resuelto.

En la actualidad hay una página web en la que no puedo entrar ya que sólo funciona con Explorer (otra vez) y es la de la CAIB para descargar el mod. 600: eso me obliga a tener instalado Windows XP en  el Mac, a través de Bootcamp.

Ahora ya no tengo ninguna pecera, el iMac me va como un tiro para la empresa, mi MacBook Air gestiona mis archivos personales y el Mac mini, (en teoría el más bajo de la gama), pues eso, al ladito de la tele como buen multimedia, con el torrent sin descanso, una tarjeta de tv, dos discos duros de un tera cada uno y el Handbrake haciendo copias de seguridad de mis pelis. ¿Que pecera de gama baja aguanta corriendo con todo eso a la vez?

No sé si Windows es mejor o peor, pero cuando me siento delante del ordenador estoy mucho mas cómodo delante de un Mac que delante de un PC y esa fue en su momento la primera razón que me hizo cambiarme definitivamente a Mac y creo que es razón más que suficiente.

Perdón por el rollo y un saludo a todos.

Nica

1 octubre 2008 Posted by | Mac, PC | | Deja un comentario