Maskechips

Bocados de Tecnología

Y para acabar, los Screencasts

Tras podcasts y blogs, quedan los screencasts para rematar la faena de las recomendaciones. Son vídeos destinados que muestran el funcionamiento de una aplicación, sistema operativo, componente, etc… con vocación de enseñanza. Ahí radica el interés para el “profano”, como es mi caso.

La ventaja del screencast sobre una guía escrita o sobre un podcast es evidente, pues resulta más cómodo y fácil ver en vivo el funcionamiento de determinado programa que leerlo o escucharlo. Personalmente creo que es la mejor forma de aprender o al menos la que a mi más me gusta.

Como yo empecé a ver esta clase de vídeos tras comprar el Macbook, realmente no conozco más que relacionados con Apple, y todos ellos están disponibles en iTunes de forma gratuita en la sección de Podcasts.

1.- Tazzito. La mejor y más completa colección de video tutoriales en español. El curso de Mac OS X, imprescindible.

2.- SopMac. Blog de Samuel Campos. Además de screencasts también realiza un podcast. Si te suscribes en iTunes tendrás todo. Además es editor de Applesfera, web en la que cuelga breves videos que pueden ayudarte.

3.- Comunidad iCreate. Por iniciativa de Tazzito, se ha formado la mayor comunidad de screencasts de nuestro país. Con la excepción de un curso de Ubuntu, el resto son para Mac. A mi me resultaron especialmente prácticos los de Kiwinho.

4.- Guías XV. Son una serie de screencasts del año 2007, pero no por ello han perdido utilidad. Yo los descargué en su momento, la web ya ha desaparecido, sin embargo creo que todavía es posible encontrarlos en iTunes. iWork, algo de iLife y análisis de algunos programas es lo que puedes encontrar.

Si has navegado por los blogs y te has suscrito a los podcasts que recomendé, habrás visto que algunos de ellos también contienen vídeos, pero sin que sea su actividad principal. Así, Appleando, AppsMac, emilcar, Mackinando, Puromac y TodoSagit también incluyen screencasts que puedes ver si te suscribes en iTunes o directamente en la web.

Para no dar todo por supuesto, aquí tienes la explicación de cómo suscribirte a un podcast en iTunes.

Jaime.

Anuncios

3 octubre 2008 Posted by | Mac, Sceencast | | Deja un comentario

¿POR QUÉ ABANDONÉ EL LADO OSCURO PARA SER SWITCHER?


Voy a intentar explicaros el porqué del cambio. Con esto no intentaré convencer a nadie para que dé un salto de fe, ni voy a entrar en cuál es mejor o peor, eso se lo dejo a los profesionales en programación y desarrolladores, yo sólo voy a hablar a nivel usuario.

Tengo una pequeña empresa, la cual me permite trabajar desde casa. Los inicios de la empresa los gestionaba a través del pc que tenía y que compartía con mis archivos personales, craso error, a la primera de cambio un archivo del P2P, envió mi PC a mejor vida. Entonces decidí tener dos PC, un sobremesa para el despacho y un portátil para mis asuntos personales. La idea pareció buena en un primer momento, pero al final, y es un error, acabas configurando los mismos correos en ambos ordenadores, por comodidad. También quería ver los emails del trabajo en el salón y viceversa: al final otro virus a través de gestor de correo se cargó la primera pista del disco duro y otra vez el PC RIP.

Empecé a oír las maravillas del Mac: su gestión de los archivos multimedia, que no tenían virus,… y decidí gestionar mis archivos personales a través de un portátil de Mac, las cuatro fotos y videos y los correos de los amigos.

A los pocos días de usar Mac tuve los primeros problemas con el PC, perdón por la expresión pero ¡mierda!. En el pc no funcionaba cmd+q para cerrar los programas y cuando me iba con el ratón a la esquina no veía todas las ventanas que tenía abiertas, tonterías pero que al final te tocan las narices. Tardé un día en acostumbrarme al Mac (el botón menos no minimiza la pantalla), pero nunca he buscado programas o panel de control. Cuando voy al PC sí he buscado el spotlight y preferencias en el dock y “joder” no está.

Estos fueron los pequeños detalles, entre otros, por los que me sentía mas cómodo delante de un Mac que delante de un PC.

 

Poco a poco y leyendo en cuatro blogs cosas de Mac, me di cuenta de que infinidad de cosas que estaba haciendo en un PC se podían hacer también en Mac.

Primera prueba: el Photoshop de aquellos tiempos corriendo en un buen PC y en mi portátil Mac. Cargué en ambos la misma foto (bastante pesada) y le apliqué la misma máscara: pc de sobremesa + 20 minutos, MacBook Pro de 15′, 5 minutos.

Segunda prueba: introducir una transición entre dos clip de video. Con pinnacle studio  = PC colgado, con iMovie  = arrastrar y listo, fue de inmediato.

Otra de las cosas que hice nada mas tener el Mac, fue instalar Office para Mac, ni me planteé utilizar iWork, otro error, en cuanto me acostumbré a tener Mail, Agenda e iCal por separado, dejé de utilizar el Outlook, la única pega que aún sigo teniendo es no poder recibir emails de confirmación de lectura. Hay otros gestores en Mac que sí pueden como Thuntherbird, pero no me acaba de convencer y también probé con algunos scripts y tampoco. Luego abandoné Word, cuando descubrí que con Pages podía exportar los documentos como .doc y pdf; se me abrió un nuevo mundo y no he vuelto a utilizarlo a pesar de que los documentos que tengo que gestionar son “complicadillos”: la cara anterior del documento no puede tener mas de 20 líneas, la posterior 24, cada línea tiene que tener un número determinado de caracteres y las copias de esos documentos tienen que tener sellos escaneados con pies especiales. No he tenido ningún problema, y me siento mas cómodo delante de Pages con el inspector, que delante de Word.

El siguiente cambio fue el de Access, en mi caso, ya que no tengo la necesidad de compartir archivos con nadie, Filemaker me funciona de maravilla. La creación de un nuevo formulario con Filemaker me lleva menos de la mitad de tiempo que crearlo en access. Hablan de compatibilidad y potencia, a mi Filemaker me lleva la gestión de almacenaje, facturación, contabilidad, rellenado de impresos tipo IVA, retenciones, pagos a cuenta y contenedor de documentos relacionados sin problemas. La base de datos la empecé desde cero, con los conocimientos que tenía de Access y cuatro consultas en los foros.

Tenía un problema con Telefónica ya que para gestionar mi página web y los correos online solo podía hacerlo con el Explorer de Windows, pero desde que he migrado las DNS de mi web a mobileMe y he redireccionado mis correos, problema resuelto.

En la actualidad hay una página web en la que no puedo entrar ya que sólo funciona con Explorer (otra vez) y es la de la CAIB para descargar el mod. 600: eso me obliga a tener instalado Windows XP en  el Mac, a través de Bootcamp.

Ahora ya no tengo ninguna pecera, el iMac me va como un tiro para la empresa, mi MacBook Air gestiona mis archivos personales y el Mac mini, (en teoría el más bajo de la gama), pues eso, al ladito de la tele como buen multimedia, con el torrent sin descanso, una tarjeta de tv, dos discos duros de un tera cada uno y el Handbrake haciendo copias de seguridad de mis pelis. ¿Que pecera de gama baja aguanta corriendo con todo eso a la vez?

No sé si Windows es mejor o peor, pero cuando me siento delante del ordenador estoy mucho mas cómodo delante de un Mac que delante de un PC y esa fue en su momento la primera razón que me hizo cambiarme definitivamente a Mac y creo que es razón más que suficiente.

Perdón por el rollo y un saludo a todos.

Nica

1 octubre 2008 Posted by | Mac, PC | | Deja un comentario

Maskechips responde: Windows en tu Mac.

El pasado viernes Jose nos planteaba la necesidad de instalar Windows en su Mac por dos razones: Office y P2P.

Yo soy usuario de Mac desde junio de 2006, y si bien aún tengo un PC con Windows XP en casa, apenas lo uso. Este mes lo habré encendido dos o tres veces. No es que me haya convertido en un talibán maquero y que aborrezca todo lo que tenga que ver con Microsoft, pero me gusta mucho más y me resulta más fácil y cómodo Mac OS X y los Macs que Windows y los PCs. Y lo que es más importante, para lo que hago yo con el ordenador tengo más que suficiente con Mac OS X (con alguna excepción que me obliga a utilizar el PC muy puntualmente, como cuando actualicé el firmware de la Blackberry).

Si has decidido instalar Windows en tu Mac, no trataré de convencerte para que no lo hagas, pero sí toma en consideración lo siguiente antes de hacerlo:

a) A mi OpenOffice tampoco me convence, pero existe una versión MS Office para Mac, Office 2008. Para el usuario doméstico, y si no necesitas Access, yo creo que cumple sobradamente. Si no lo has hecho ya, pruébalo, porque tal vez te evite tener que instalar Windows sólo por tener Office Win.

También puedes plantearte la opción de probar iWork 08. Es lo que yo utilizo habitualmente tanto en casa como en el trabajo, y bueno, jamás he tenido problema alguno. Es muy intuitivo y fácil de aprender y usar y, si bien la hoja de cálculo y el procesador de textos no están al mismo nivel de Excel y Word, puede servirte.

b) P2P. En Mac tienes el programa aMule, equivalente al eMule de Windows. El funcionamiento es similar, si bien la interfaz y el comportamiento del programa dejan algo que desear. Aquí tienes una guía. Aunque si estás familiarizado con eMule no tendrás ningún problema.

Si todo lo anterior ya lo has probado y aun así quieres instalar Windows en tu Mac, ya sabrás que tienes dos opciones, que sólo citaré, pues no pretendo hacer aquí una guía:

1.- Instalarlo de forma nativa, a través de una aplicación que encontrarás dentro de la carpeta de Utilidades de tu Mac, Bootcamp. La instalación es muy sencilla. Ejecutas el programa y él te guiará en todos los pasos necesarios. Sólo necesitarás tu CD o DVD de Windows XP o Vista y tu DVD de Leopard.

2.- Virtualizar Windows “dentro” de tu Mac OS X, como si fuera una aplicación más. Esto puedes hacerlo a través de tres programas: ParallelsVMware Fusion y VirtualBox. Este último es gratuito.

¿Qué alternativa es mejor?. Pues eso dependerá de las necesidades de uso de cada uno. Ten en cuenta que si instalas Windows con Bootcamp, sólo podrás utilizar un sistema operativo cada vez que enciendas el ordenador y para pasar de Windows a Mac OS y viceversa, deberás reiniciar el equipo. En cambio, si utilizas alguno de los programas de virtualización, podrás usar los dos al mismo tiempo.

En mi caso necesitaba Windows para poder utilizar un carné digital. No había controladores de Mac OS para el lector de tarjetas y la certificación sólo se podía hacer con Internet Explorer, así que para acceder a determinadas páginas o enviar correo electrónico firmado digitalmente sólo podía hacerlo con Windows.

Yo he utilizado los dos métidos. Primero a través de Bootcamp, pero era un auténtico engorro tener que reiniciar el ordenador cada vez que necesitaba hacer uso de la firma digital, así que posteriormente instalé Parallels. Y jamás tuve problema alguno de controladores ni ralentización de los SS.OO. trabajando al mismo tiempo. En la web de TaZZiTo tienes un estupendo screencast que te ayudará (de paso te aconsejo que eches un vistazo al resto de sus screencasts, por si encuentras algo de utilidad). En cuanto a VMWare Fusion y VirtualBox no los he utilizado todavía, pero las referencias de ambos programas son muy buenas. Google te ayudará a encontrar guías de instalación y uso, si lo crees necesario. Encontrarás experiencias de usuarios en los foros de Macuarium.

En el caso concreto de querer utilizar sólo Office y eMule en Windows, yo me atrevo a recomendar la virtualización, con cualquiera de los tres programas que antes he citado. De esta forma podrás trabajar con Office sin necesidad de reiniciar el ordenador si estás en Mac OS y podrás pasar los archivos de Mac a Windows y viceversa simplemente arrastrándolos de una ventana a otra. Y en cuanto al uso de P2P en Windows, no olvides asignar espacio de disco duro suficiente para poder gestionar las descargas sin sustos por falta de capacidad. Por último, yo asignaría 1024 MB de RAM a la unidad virtual. Así Windows se moverá sin dificultades.

Jaime

28 septiembre 2008 Posted by | Mac, PC | , , , , , , , , , | 4 comentarios

El Mac mini en tu salón (y III)

Este último post sobre el Mac mini en el salón quizá debería haber sido el primero, puesto que quiero comentar los distintos modelos (solamente dos, en realidad) que se pueden encontrar a día de hoy en el mercado. Aunque de todos modos, de esta forma ya sabes qué puedes hacer con un Mac mini, y si estás animado a hacer lo mismo o parecido, ya sólo te queda elegir el modelo.

Sin duda el mini es el patito feo de Apple. Las actualizaciones de hardware son escasísimas y su precio no invita precisamente a lanzarse de cabeza a por él.

Supuestamente está enfocado a un público que quiere iniciar su andadura en Mac, de forma que pueda aprovechar el monitor, el teclado, el ratón, etc… que utilizaba con su PC. Yo no estoy muy de acuerdo, puesto que se trata de un ordenador caro para las prestaciones que ofrece, y por una diferencia no demasiado grande puedes adquirir un iMac o un Macbook, que te darán unas mayores prestaciones, aun en sus respectivos modelos más básicos de la gama.

Así, los precios del Mac mini oscilan entre los 479 €, en su modelo inferior, y los 679 € del modelo superior. Las especificaciones de ambos las puedes encontrar en la web de Apple.

¿Cuál elegir como Media Center?.

Si sólo lo vas a utilizar para gestionar tu música y/o películas, navegar y consultar el correo, por 479 € tendrás todo lo que necesitas, en lo que respecta al ordenador. Yo utilizo un Mac mini de la anterior generación, esto es, un Core Duo a 1,83 GHz, si bien cuento con 2 GB RAM (octubre de 2006), y realmente cumple perfectamente su cometido, con Leopard instalado. Con iTunes se desenvuelve sin problemas, con iPhoto también, y bueno, navegar y el correo y sus adjuntos, no ofrecen inconveniente alguno.

Yo sólo recomendaría aumentar la memoria RAM hasta 2 GB, lo notarás, y el precio no debería suponer un problema, siempre y cuando no cometas el error de pedir el aumento de memoria a Apple, puesto que te costará más del doble que si lo compras en otra tienda.

El disco duro yo ni me molestaría en ampliarlo, puesto que para su uso como Media Center es casi obligatorio tener también un disco duro externo. Y así los 80 GB con los que cuenta el Mac mini son más que suficientes para su sistema operativo, documentos que queráis almacenar en él, y para las descargas.

Si además de Media Center quieres darle más uso al mini, como pequeñas ediciones de fotografía, vídeo, etc…, si además es el único ordenador con el que cuentas en casa, sí puedes plantearte comprar el modelo de 679 €, aunque esos 200 € de más se corresponden con una diferencia de 0,17 GHz en el procesador y 40 GB más de disco duro.

La elección es tuya, por supuesto, pero realmente el salto en el precio guarda proporción alguna entre las prestaciones de uno y otro modelo.

¿Es hoy un buen momento para comprarlo?. Pues esa pregunta te la puedes hacer respecto del 90% de la tecnología que tienes a tu alcance. Mi consejo, ¿lo necesitas y lo quieres?, adelante. ¿No tienes prisa o es un capricho?, pues puedes esperar unos meses a ver si Apple nos sorprende a todos y lo actualiza, aunque sea en sus especificaciones técnicas y de paso adapta su precio al Mundo Real™ ;o)

Para acabar, un pequeño apunte sobre el Eye TV, del que os hablaron en días anteriores. Si ves la televisión regularmente, adelante, es el gadget perfecto e ideal, y realmente no encontarás nada mejor. Si por el contrario, como es mi caso, pasas días y días sin saber qué vomitan las distintas cadenas en sus emisiones, podrás vivir sin él.

Jaime

14 septiembre 2008 Posted by | Mac, Multimedia | Deja un comentario

El Mac mini en tu salón (II)

Una vez todo instalado en tu salón el Mac mini, gracias a las prestaciones de Mac OS X, las posibilidades multimedia son enormes, y a poco que conozcas este sistema operativo, poco te puedo contar que no sepas.

Tienes a tu disposición un excelente reproductor de DVD y CD para tus películas y música en estos soportes.

Con iPhoto podrás ver todas tus fotos en la pantalla de tu televisor.

Con iTunes podrás volcar todos tus CDs de música y gestionar tus mp3.

Pero lo más interesante, en mi opinión, es la posibilidad de ripear tus películas originales de DVD y así almacenarlas en el disco duro, para también gestionarlas a través de iTunes, como haces con tu música.

En primer lugar, te recomiendo que si tu colección de cine es amplia, adquieras un disco duro externo de gran tamaño. A día de hoy una muy buena opción es el Western Digital My Book Pro Edition II 2 TB.

Este disco duro es absolutamente compatible con Mac OS X. Y posee tanto conexión USB 2.0 como Firewire 400 y 800, si bien el Mac mini no dispone de esta última, pero aún así merece la pena. Realmente es una buena inversión si crees que necesitas disponer de esa capacidad. Su funcionamiento es excelente y la relación Giga/€uro muy correcta. Próximamente haré una mini review de este dispositivo.

Y ahora manos a la obra con las películas

Sigue leyendo

11 septiembre 2008 Posted by | Mac, Multimedia | | 4 comentarios

El Mac mini en tu salón (I)

   

Si tu intención es utilizar un Mac mini como Media Center, aquí van unos cuantos consejos.

El Mac mini tan solo tiene entrada DVI por lo que en ningún caso la conexión HD podrá ser de video y audio con un solo cable.

Así, para tu televisor (Plasma o LCD) puedes utilizar un cable HDMI o DVI, según el modelo que tengas, pero si utilizas un cable HDMI deberás acoplar un adaptador en la entrada de video del ordenador, que podrás comprar en cualquier tienda de electrónica o grandes almacenes. Aunque lo más recomendable, si tu televisor sólo tiene salida HDMI, es hacerte con un cable que tenga las dos conexiones, así te olvidas de adaptadores.

En cuanto al sonido, los altavoces del ordenador son meramente testimoniales y como ya hemos dicho, el DVI del Mac mini no conduce audio, así que deberás conectarlo bien al propio televisor o bien a un amplificador. Para ello, para obtener sonido digital puedes utilizar un cable óptico de audio con un adaptador coaxial para la entrada del ordenador o un cable coaxial directamente. En caso de que no dispongas de un equipo de sonido digital, podrás conectar un cable de audio estéreo ordinario. Evidentemente, obtendrás mucha mayor calidad de audio con un cable óptico.

Finalmente, necesitarás un teclado y un ratón inalámbricos. Por su alcance, te recomendamos que ambos sean bluetooth, si bien, si la distancia a la que tienes el ordenador no es muy grande, podrás utilizar unos wireless convencionales, cuyo precio es menor. Si optas por los primeros, el teclado bluetooth de Apple es una opción más que recomendable. La conectividad y la integración con el sistema es perfecta y su tamaño lo hace ideal para tener en el salón. Su precio, 79 €. En cuanto al ratón, desde aquí no os recomendamos el Mighty Mouse. Una buena alternativa es el Logitech V470, con un coste sensiblemente inferior (unos 20 € menos dependiendo de la tienda), y que podéis encontrar en color blanco y aluminio para mantener la “uniformidad” Apple, como puedes apreciar.

Con todo esto ya podrás ver, oír y usar tu Mac mini conectado a tu televisor.

A continuación tenéis una pequeña muestra visual de los cables, para evitar confusiones

Sigue leyendo

9 septiembre 2008 Posted by | Mac, Multimedia | Deja un comentario