Maskechips

Bocados de Tecnología

¿POR QUÉ ABANDONÉ EL LADO OSCURO PARA SER SWITCHER?


Voy a intentar explicaros el porqué del cambio. Con esto no intentaré convencer a nadie para que dé un salto de fe, ni voy a entrar en cuál es mejor o peor, eso se lo dejo a los profesionales en programación y desarrolladores, yo sólo voy a hablar a nivel usuario.

Tengo una pequeña empresa, la cual me permite trabajar desde casa. Los inicios de la empresa los gestionaba a través del pc que tenía y que compartía con mis archivos personales, craso error, a la primera de cambio un archivo del P2P, envió mi PC a mejor vida. Entonces decidí tener dos PC, un sobremesa para el despacho y un portátil para mis asuntos personales. La idea pareció buena en un primer momento, pero al final, y es un error, acabas configurando los mismos correos en ambos ordenadores, por comodidad. También quería ver los emails del trabajo en el salón y viceversa: al final otro virus a través de gestor de correo se cargó la primera pista del disco duro y otra vez el PC RIP.

Empecé a oír las maravillas del Mac: su gestión de los archivos multimedia, que no tenían virus,… y decidí gestionar mis archivos personales a través de un portátil de Mac, las cuatro fotos y videos y los correos de los amigos.

A los pocos días de usar Mac tuve los primeros problemas con el PC, perdón por la expresión pero ¡mierda!. En el pc no funcionaba cmd+q para cerrar los programas y cuando me iba con el ratón a la esquina no veía todas las ventanas que tenía abiertas, tonterías pero que al final te tocan las narices. Tardé un día en acostumbrarme al Mac (el botón menos no minimiza la pantalla), pero nunca he buscado programas o panel de control. Cuando voy al PC sí he buscado el spotlight y preferencias en el dock y “joder” no está.

Estos fueron los pequeños detalles, entre otros, por los que me sentía mas cómodo delante de un Mac que delante de un PC.

 

Poco a poco y leyendo en cuatro blogs cosas de Mac, me di cuenta de que infinidad de cosas que estaba haciendo en un PC se podían hacer también en Mac.

Primera prueba: el Photoshop de aquellos tiempos corriendo en un buen PC y en mi portátil Mac. Cargué en ambos la misma foto (bastante pesada) y le apliqué la misma máscara: pc de sobremesa + 20 minutos, MacBook Pro de 15′, 5 minutos.

Segunda prueba: introducir una transición entre dos clip de video. Con pinnacle studio  = PC colgado, con iMovie  = arrastrar y listo, fue de inmediato.

Otra de las cosas que hice nada mas tener el Mac, fue instalar Office para Mac, ni me planteé utilizar iWork, otro error, en cuanto me acostumbré a tener Mail, Agenda e iCal por separado, dejé de utilizar el Outlook, la única pega que aún sigo teniendo es no poder recibir emails de confirmación de lectura. Hay otros gestores en Mac que sí pueden como Thuntherbird, pero no me acaba de convencer y también probé con algunos scripts y tampoco. Luego abandoné Word, cuando descubrí que con Pages podía exportar los documentos como .doc y pdf; se me abrió un nuevo mundo y no he vuelto a utilizarlo a pesar de que los documentos que tengo que gestionar son “complicadillos”: la cara anterior del documento no puede tener mas de 20 líneas, la posterior 24, cada línea tiene que tener un número determinado de caracteres y las copias de esos documentos tienen que tener sellos escaneados con pies especiales. No he tenido ningún problema, y me siento mas cómodo delante de Pages con el inspector, que delante de Word.

El siguiente cambio fue el de Access, en mi caso, ya que no tengo la necesidad de compartir archivos con nadie, Filemaker me funciona de maravilla. La creación de un nuevo formulario con Filemaker me lleva menos de la mitad de tiempo que crearlo en access. Hablan de compatibilidad y potencia, a mi Filemaker me lleva la gestión de almacenaje, facturación, contabilidad, rellenado de impresos tipo IVA, retenciones, pagos a cuenta y contenedor de documentos relacionados sin problemas. La base de datos la empecé desde cero, con los conocimientos que tenía de Access y cuatro consultas en los foros.

Tenía un problema con Telefónica ya que para gestionar mi página web y los correos online solo podía hacerlo con el Explorer de Windows, pero desde que he migrado las DNS de mi web a mobileMe y he redireccionado mis correos, problema resuelto.

En la actualidad hay una página web en la que no puedo entrar ya que sólo funciona con Explorer (otra vez) y es la de la CAIB para descargar el mod. 600: eso me obliga a tener instalado Windows XP en  el Mac, a través de Bootcamp.

Ahora ya no tengo ninguna pecera, el iMac me va como un tiro para la empresa, mi MacBook Air gestiona mis archivos personales y el Mac mini, (en teoría el más bajo de la gama), pues eso, al ladito de la tele como buen multimedia, con el torrent sin descanso, una tarjeta de tv, dos discos duros de un tera cada uno y el Handbrake haciendo copias de seguridad de mis pelis. ¿Que pecera de gama baja aguanta corriendo con todo eso a la vez?

No sé si Windows es mejor o peor, pero cuando me siento delante del ordenador estoy mucho mas cómodo delante de un Mac que delante de un PC y esa fue en su momento la primera razón que me hizo cambiarme definitivamente a Mac y creo que es razón más que suficiente.

Perdón por el rollo y un saludo a todos.

Nica

1 octubre 2008 Posted by | Mac, PC | | Deja un comentario

En el nombre de Windows Vista

Vayan por delante mis disculpas por la analogía del título con la increíble película “En el nombre del padre” del Director Jim Sheridan y las memorables interpretaciones de Pete Postlethwaite y Daniel Day-Lewis. La cito más que nada como homenaje puesto que la profundidad de su guión es directamente proporcional a la superficialidad de este artículo. Dicho lo cual, explico por qué me ha venido a la mente: estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado y con un pasado que conducía al equívoco. Creo que a Windows Vista le ha pasado algo parecido.

En muchas ocasiones se instala en lugares equivocados: un portátil de gama media-baja no es para Vista y creo que ha sido un inmenso error tratar de meterlo con calzador en esos nuevos equipos creyendo que serían más atractivos para el usuario. Ahí creo que la mayor parte de culpa la tienen los fabricantes de hardware: ¿no prueban su producto antes de venderlo? ¿no se dan cuenta si va lento o directamente no va? ¿no tienen herramientas de testeo de todo tipo? Pero, ¡si hay miles de benchmark’s gratuitos por toda la red para hacer comparaciones de rendimiento de todo tipo de componentes con una u otra combinación de hardware y software!. Cierto es que Microsoft no les habrá dicho que no a nada, pero la responsabilidad del producto es de quien lo fabrica y le pone su logo y, hasta donde sé (que no es mucho), son libres de cargarle el SO (Sistema Operativo) que les plazca. Windows Vista es un devorador de recursos, necesita un procesador a la última (preferentemente de 4 núcleos -Intel Quad-) y un mínimo de 2 GB de RAM (a 800 Mhz). Con esos mimbre se desenvuelve con soltura, mejorando la experiencia de XP por su ergonomía y asistencia en la configuración.

¿Por qué en el momento equivocado? Porque si se pretendía sustituir a Windows XP en cuanto a que fuera un SO con la misma difusión, debía tenerse en cuenta que los procesadores todavía no estaban a la altura o, al menos, no los de venta masiva a un precio asequible. Vuelvo al argumento anterior, hoy en día las prestaciones de un equipo “medio” sí empiezan a ser compatibles con Vista pero no lo eran cuando se lanzó: simplemente, se adelantó a su tiempo. Era una gasolina para la que todavía no había motores.

Su pasado tampoco le ha ayudado, se crearon demasiadas expectativas acerca de sus capacidades. Demasiado tiempo para desarrollar un S.O. que honestamente creo que sí mejora a XP pero no es una revolución. El pasado era un Windows XP que había aunado la Robustez de Windows 2000 con la rapidez de Windows 98, ¿por qué? Porque existía equilibrio entre máquina y programa. Es en este punto dónde creo que está el talón de Aquiles del mundo de la informática: sintonizar unos buenos equipos con unos buenos programas. Por ello, Apple no quiere hacer un OSX abierto a cualquier fabricante, por eso Blackberry funciona a las mil maravillas para el correo sobre todo, los Nokia de toda la vida son teléfonos perfectos y los Symbian no van tan finos, etc…


Para conlcuir, un dicho de nuestra tierra “no se poden mesclar ous amb caragols” o en claro castellano mezclar churras con merinas: Microsoft da respuesta a una ingente, inacabable, continua y compleja multitud de componentes de una “inabarcable” cantidad de fabricantes. Remarco inabarcable porque esa es la quimera de Windows: ser un sistema operativo para todo y para todos. Debo decir, que han llegado extraordinariamente lejos en compatibilidad y que les apluado la libertad de elección de producto que ello nos permite como usuarios: no importa qué tarjeta gráfica, disco duro, pantalla, grabadora de DVD, … le quieras enchufar… en el 90% de los casos reconoce ese hardware… hablando bíblicamente es un padre universal. Pero la magnitud del desafío es colosal y se ha convertido en un Gigante con una pesadísima carga. A pesar de ello, sigue siendo inapelable en el entorno empresarial (prácticamente cualquier cosa que se te ocurra tiene una solución) y la integración de S.O. con suite ofimática (Office), con mensajería instantánea (Messenger), con correo corporativo (Outook), con portales de empresa o departamento (Sharepoint), con dipositivos móviles (Windows Mobile y Active Sync),… merece una buena nota. Y no pongo en duda que hay mucho margen de mejora pero es que ya han llegado muy lejos… mientras Apple, que para mí en multimedia no tienen rival, acaba de descubrir el Push mail (ohhh!), la sincronización del calendario (ahhhhhh!), el copiar-pegar (no! ese todavía no!)… y se preocupa de que su Leopard funcione con 3 gamas de portátiles, una de sobremesa y otra de multimedia center -si no, para qué quieres un Macmini- y algunos de elllos no se han actualizado seriamente en los últimos 2 años. Para colmo amenazan que el nuevo Snow Leopard va a eliminar  la compatibilidad con todo lo que no sea intel: o sea, que un problema menos. Como se dirían en argot infantil “así cualquiera”. Y es que a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César: Windows ha sido y sigue siendo la herramienta fundamental para comunicarse con un ordenador para el cómún de los mortales y OSX lo es para una élite creciente y muy crecida (por poder adquisitvo y conocimientos) de enamorados de la imagen y del sonido en cualquiera de sus vertientes. Cada uno en su parcela se me antoja a fecha de hoy imbatible y les veo tropezar estrepitosamente cuando asaltan a casa del vecino (Zune, mobileMe)… aunque ello redunda en espolear al contrario y beneficiar al consumidor.

En mi nombre, gracias a Windows con el que llevo trabajando durante los últimos 10 años a nivel empresarial y con el que cada día consigo hacer cosas más complicadas, en menos tiempo y con mayor facilidad de difusión y también gracias a Mac OSX porque me ha devuelto la alegría de usar el ordenador en casa escuchando música, viendo películas y reproduciendo fotografías como nunca pensé… como dirían en Puromac y creo que es la mejor manera de definirlo: “totalmente piola”.

30 septiembre 2008 Posted by | General, PC | 8 comentarios

Maskechips responde: Windows en tu Mac.

El pasado viernes Jose nos planteaba la necesidad de instalar Windows en su Mac por dos razones: Office y P2P.

Yo soy usuario de Mac desde junio de 2006, y si bien aún tengo un PC con Windows XP en casa, apenas lo uso. Este mes lo habré encendido dos o tres veces. No es que me haya convertido en un talibán maquero y que aborrezca todo lo que tenga que ver con Microsoft, pero me gusta mucho más y me resulta más fácil y cómodo Mac OS X y los Macs que Windows y los PCs. Y lo que es más importante, para lo que hago yo con el ordenador tengo más que suficiente con Mac OS X (con alguna excepción que me obliga a utilizar el PC muy puntualmente, como cuando actualicé el firmware de la Blackberry).

Si has decidido instalar Windows en tu Mac, no trataré de convencerte para que no lo hagas, pero sí toma en consideración lo siguiente antes de hacerlo:

a) A mi OpenOffice tampoco me convence, pero existe una versión MS Office para Mac, Office 2008. Para el usuario doméstico, y si no necesitas Access, yo creo que cumple sobradamente. Si no lo has hecho ya, pruébalo, porque tal vez te evite tener que instalar Windows sólo por tener Office Win.

También puedes plantearte la opción de probar iWork 08. Es lo que yo utilizo habitualmente tanto en casa como en el trabajo, y bueno, jamás he tenido problema alguno. Es muy intuitivo y fácil de aprender y usar y, si bien la hoja de cálculo y el procesador de textos no están al mismo nivel de Excel y Word, puede servirte.

b) P2P. En Mac tienes el programa aMule, equivalente al eMule de Windows. El funcionamiento es similar, si bien la interfaz y el comportamiento del programa dejan algo que desear. Aquí tienes una guía. Aunque si estás familiarizado con eMule no tendrás ningún problema.

Si todo lo anterior ya lo has probado y aun así quieres instalar Windows en tu Mac, ya sabrás que tienes dos opciones, que sólo citaré, pues no pretendo hacer aquí una guía:

1.- Instalarlo de forma nativa, a través de una aplicación que encontrarás dentro de la carpeta de Utilidades de tu Mac, Bootcamp. La instalación es muy sencilla. Ejecutas el programa y él te guiará en todos los pasos necesarios. Sólo necesitarás tu CD o DVD de Windows XP o Vista y tu DVD de Leopard.

2.- Virtualizar Windows “dentro” de tu Mac OS X, como si fuera una aplicación más. Esto puedes hacerlo a través de tres programas: ParallelsVMware Fusion y VirtualBox. Este último es gratuito.

¿Qué alternativa es mejor?. Pues eso dependerá de las necesidades de uso de cada uno. Ten en cuenta que si instalas Windows con Bootcamp, sólo podrás utilizar un sistema operativo cada vez que enciendas el ordenador y para pasar de Windows a Mac OS y viceversa, deberás reiniciar el equipo. En cambio, si utilizas alguno de los programas de virtualización, podrás usar los dos al mismo tiempo.

En mi caso necesitaba Windows para poder utilizar un carné digital. No había controladores de Mac OS para el lector de tarjetas y la certificación sólo se podía hacer con Internet Explorer, así que para acceder a determinadas páginas o enviar correo electrónico firmado digitalmente sólo podía hacerlo con Windows.

Yo he utilizado los dos métidos. Primero a través de Bootcamp, pero era un auténtico engorro tener que reiniciar el ordenador cada vez que necesitaba hacer uso de la firma digital, así que posteriormente instalé Parallels. Y jamás tuve problema alguno de controladores ni ralentización de los SS.OO. trabajando al mismo tiempo. En la web de TaZZiTo tienes un estupendo screencast que te ayudará (de paso te aconsejo que eches un vistazo al resto de sus screencasts, por si encuentras algo de utilidad). En cuanto a VMWare Fusion y VirtualBox no los he utilizado todavía, pero las referencias de ambos programas son muy buenas. Google te ayudará a encontrar guías de instalación y uso, si lo crees necesario. Encontrarás experiencias de usuarios en los foros de Macuarium.

En el caso concreto de querer utilizar sólo Office y eMule en Windows, yo me atrevo a recomendar la virtualización, con cualquiera de los tres programas que antes he citado. De esta forma podrás trabajar con Office sin necesidad de reiniciar el ordenador si estás en Mac OS y podrás pasar los archivos de Mac a Windows y viceversa simplemente arrastrándolos de una ventana a otra. Y en cuanto al uso de P2P en Windows, no olvides asignar espacio de disco duro suficiente para poder gestionar las descargas sin sustos por falta de capacidad. Por último, yo asignaría 1024 MB de RAM a la unidad virtual. Así Windows se moverá sin dificultades.

Jaime

28 septiembre 2008 Posted by | Mac, PC | , , , , , , , , , | 4 comentarios